Tag Archive Espíritu Santo

PorHijo de Dios

Él no es mudo

“Porque no sois vosotros los que habláis, sino el Espíritu de vuestro Padre que habla en vosotros”

Mateo 10:20

Este es uno de los versículos que me impresionan: ¡El Espíritu Santo hablando a través de nosotros! Es evidente y claro que el lenguaje del Espíritu es totalmente contrario “al de muestra humanidad caída”.

Nosotros somos muy egoístas, orgullosos, interesados, nos gustan los halagos y que los demás no exalten, nos aplaudan, aprueben, ser reconocidos por los demás…y muchas veces nuestras relaciones y aptitudes para con los demás van en busca de todo esto.

Pero, como discípulos de Cristo que somos ¿hemos pensado en Quién habita en nuestro interior? La Biblia responde claramente: ¡El Espíritu Santo! ¡Dios en Espíritu! ¡El Espíritu de Cristo!

Leer más

PorHijo de Dios

¿Le conoces?

“No hace falta que seas poderoso, ni necesitas un gran ejército; lo único que necesitas es mi Espíritu.

Yo soy el Dios todopoderoso, y te aseguro que así es”

(Zacarías 4:6).

Si no tenemos nuestra identidad equilibrada, segura, y correcta, en otras palabras, SI YO NO SE quién soy, de donde vine y hacia donde voy, es seguro que haremos y buscaremos muchas otras alternativas para poder vivir nuestra vida diaria en este mundo cada vez más loco.

Leer más

PorHijo de Dios

Un don que no se compra

Cuando los apóstoles que estaban en Jerusalén oyeron que Samaria había recibido la palabra de Dios, enviaron allá a Pedro y a Juan; los cuales, habiendo venido, oraron por ellos para que recibiesen el Espíritu Santo; porque aún no había descendido sobre ninguno de ellos, sino que solamente habían sido bautizados en el nombre de Jesús. Entonces les imponían las manos, y recibían el Espíritu Santo.

Cuando vio Simón que por la imposición de las manos de los apóstoles se daba el Espíritu Santo, les ofreció dinero, diciendo: Dadme también a mí este poder, para que cualquiera a quien yo impusiere las manos reciba el Espíritu Santo. Entonces Pedro le dijo: Tu dinero perezca contigo, porque has pensado que el don de Dios se obtiene con dinero. No tienes tú parte ni suerte en este asunto, porque tu corazón no es recto delante de Dios.

Arrepiéntete, pues, de esta tu maldad, y ruega a Dios, si quizá te sea perdonado el pensamiento de tu corazón; porque en hiel de amargura y en prisión de maldad veo que estás. Respondiendo entonces Simón, dijo: Rogad vosotros por mí al Señor, para que nada de esto que habéis dicho venga sobre mí.

Y ellos, habiendo testificado y hablado la palabra de Dios, se volvieron a Jerusalén, y en muchas poblaciones de los samaritanos anunciaron el evangelio.

Hechos 8:14-25

Nos dice Lucas, que los apóstoles que estaban en Jerusalén al oír que Samaria había aceptado la Palabra de Dios, enviaron a Pedro y Juan; *y ellos oraban en el nombre de Jesús por los que habían sido bautizados.

Leer más