Reflexionando por el Camino

Reflexionando por el Camino

Puede ser que estés habituado a caminar por una misma vía cuando vas al trabajo, a clases o al centro comercial; eso te da seguridad o quizás sientes que es el camino más rápido para llegar a tu destino.

Justamente así sucede con nuestra vida, nos acostumbramos a vivir de cierto modo, hacer las misma cosas… A caminar por la misma vía.

No pensamos en lo gratificante que es cuando renovamos nuestros pensamientos y experimentamos en realizar algo nuevo. En nuestra vida con Cristo asumimos un estado de conformismo y me atrevo a decir que de poca fe; nos atamos a tantas cosas materiales, físicas y emocionales que no probamos verdaderamente el caminar con Jesús.

Cuando Eliseo decidió seguir al profeta Elías, hizo algo que para la realidad de hoy sería imposible de creer. Elíseo fue a su casa hizo un gran banquete de despedida, sacrifico unos bueyes, repartió a todos los invitados, quemó todos sus instrumentos de trabajo y luego…

«se levantó y fue tras Elías, para servirle» (1 Reyes 19:21).

Santificarnos y apartarnos para Cristo, quien se sacrificó a muerte por nosotros, tienen un precio. Pero ni aún eso se compara a lo que estamos destinados a ganar en Jesucristo…

JESÚS DIJO “SI TRATAS DE AFERRARTE A LA VIDA, LA PERDERÁS, PERO, SI ENTREGAS TU VIDA POR MI CAUSA, LA SALVARÁS.” (MATEO 16:25 NTV).

Sigamos el camino correcto y hallaremos un destino de gloria y triunfo.

Sobre el autor

Hijo de Dios author

“Mas a todos los que le recibieron (a Jesús), a los que creen en Su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios” (Juan 1:12).