¿Puedes Creer?

¿Puedes Creer?

Jesús le dijo: “¿Por qué dices ‘si puedes’? Todo es posible para el que cree.”

Marcos 9:23

¡Que verdad más revolucionaria! Es una afirmación poderosa. No existe limites para ella. ¡Tal vez si! ¿cuál? ¡Mi incredulidad!

El mayor obstáculo para ver la mano y respuesta de Dios en acción es ¡mi incredulidad! Parece fácil decir “yo creo y ya, sea hecho“.

Pero, mi incredulidad tiene por detrás a la duda. Dudar es estar “encima del muro”, ni para derecha, ni para la izquierda, ¿me lanzo o no? ¿voy o no voy? ¿lo hago o no lo hago?

Pero, por detrás de la duda está la incertidumbre. ¿Qué va a pasar? ¿Sera verdad? ¿Qué seguridad tengo? ¡Cuanta cosa por detrás del creer!



Por eso Jesús dijo: “Qué nuestro creer (fe) debería ser como la un niño”. ¿Por qué? porque el niño no se hace problemas para creer. Él cree todo lo que tu le digas o le mandes hacer. Su actitud es sencilla, sin prejuicio, sin temor. ¡Hace lo que tu le ordenes!

Estamos tan condicionados e influenciados por nuestra sociedad, circunstancias y todos sus medios ¡que nos cuesta tener una actitud infantil al creer! La verdad fue dicha y lanzada.

La pregunta es: ¿Puedes creer?

Sobre el autor

Hijo de Dios author

“Mas a todos los que le recibieron (a Jesús), a los que creen en Su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios” (Juan 1:12).