Dios siempre es Suficiente

“Yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin de la historia.”

(Mateo 28:20)

¿Qué más puede necesitar una persona para sentirse segura de que la Presencia del propio Dios? No lo pregunto por satisfacer tu necesidad emocional o traer paz a tu mente. ¡No! Solo afirmo y reafirmo lo que el propio Señor Jesús prometió: ¡Que Su presencia siempre estaría con aquellos que son sus discípulos!

Podemos tener muchos proyectos bonitos en favor de las personas. Ayudar a mucha gente necesitada. Hacer mucha obra social y generosa. Pero, sin su presencia todo eso “suena a vacío”.

Nuestra motivación y actitud al realizar cualquier cosa, grande o pequeña, debe ser generada por la obediencia y amor que el Señor ha puesto en nuestros corazones, y todo esto ¡alabado por la convicción y Fe que tenemos de que su presencia estará con nosotros!

Por eso, quien hace algo verdaderamente para el Señor, no necesita (ni busca) aplausos, ni halagos, ni la aprobación de los hombres. ¿Por qué? ¡Porque lo hace para Él y con Él!

¿Qué más podemos necesitar?

¡Responde tú!