Seleccionar página

Bendita Verdad

Bendita Verdad

Bendita Verdad

Así que, cuando tengamos alguna necesidad, acerquémonos con confianza al trono de Dios. Él nos ayudará, porque es bueno y nos ama.

Hebreos 4:16

La Carta a los Hebreos fue escrita para animar y ayudar a discípulos de Jesús que por razón de su fe estaban sufriendo persecuciones físicas, emocionales y espirituales. En otras palabras: ¡sufrieron por ser seguidores de Jesús y de Sus enseñanzas!.

Tal vez pienses: ¡Gracias a Dios todo eso cambió!. Pero, ¡no es verdad!. Hoy los que seguimos, obedecemos, y queremos hacer verdaderamente la Voluntad de Dios ¡también sufrimos persecución!

  • Sufrimos porque “el mundo loco” en que vivimos es cada vez más contrario a lo que creemos.
  • Sufrimos porque a veces tememos causar escándalo por lo que pensamos.
  • Sufrimos porque tenemos la respuesta a la necesidad de mucha gente pero ¡no quieren oírnos!
  • Sufrimos porque tenemos “miedo a  exponernos” en medio de una sociedad liberal y atea.
  • Sufrimos porque muchas veces no tenemos una respuesta a nuestras “cuestiones personales“.

Queramos o no, ¡hoy ser un verdadero discípulo de Jesús tiene su precio! Por esa razón, la verdad escrita en el versículo arriba ¡es para ti y para mí, ahora en el siglo XXI!

El Señor conoce cada una de nuestras vidas, sus necesidades y su sufrimiento en lo más íntimo de nuestro ser.

No lo dudes ¡Él siempre estará a nuestra espera!

Sobre el Autor

Hijo de Dios

“Mas a todos los que le recibieron (a Jesús), a los que creen en Su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios” (Juan 1:12).